lunes, 1 de marzo de 2010

Conciencia tranquila

Se despertó en medio de la noche. Eran los muros: no paraban de martirizarle con un ruidoso silencio y gritarle palabras sordas. Tras frotarse los párpados para liberarse de la densa oscuridad que le rodeaba, se levantó de la cama y, descalzo, escapó a la terraza.
Al salir fuera esperaba encontrar calma que le devolviese al sueño, pero no fue así. Las luces de la ciudad le juzgaban con la mirada, mientras el viento le decía verdades implacables que a nadie agradarían. Para colmar su falta de sosiego, empezaron a caer punzantes gotas de agua cargadas de dudas y miedos por el tiempo.
Entró de nuevo en la casa rápidamente y sin fijarse donde pisaba, con tan mala suerte que se cortó un pié con algo y cayó violentamente.
La lamentable figura se retorcía en el suelo tras toparse con los restos resquebrajados de su mutilada alma.

3 comentarios:

areala dijo...

vale, este si que si es tuyo o sigues quedandote conmigoç???

llevas diciendo que ibas a escribir algo, que tenias algo desde 4º de la eso y aun no he visto nada ¬¬

btw: sea lo que sea me encanta^^

xerox91 dijo...

Sí, sí, es mío XD. Si no lo pongo con el autor o fuente al final.

areala dijo...

ajaaa eso queire decir proyecto en marcha o simplemente fue del pum??


^^ poruqe molla

Publicar un comentario