domingo, 18 de abril de 2010

¿Realismo mágico?

Hace unos días apareció la noticia de que un muerto, tras viajar en taxi hasta el aeropuerto de Liverpool, había intentado embarcar en un avión. Así dicho suena, como mínimo, rocambolesco y gélido. Pero a pesar de ello, no me pareció la noticia más inverosímil, ni la más disparatada que leí. Y es que no nos podemos quejar: estamos gozando de un periodo de surrealismo único, aunque no de vanguardia. La línea que separaba la realidad de la fantasía se comienza a doblar. Pero no solo esa, sino también la que separaba el bien del mal. En el escenario se crean cortinas de humo para que no se distingan los villanos entre todos los personajes. Cómplices vociferan y señalan en otras direcciones para que, entre tanto humo, gritos y suposiciones, los culpables tengan tiempo de esconder la cabeza. 
El titular que más me sorprendió fue que, tras los hechos acaecidos últimamente, los medios internacionales temían que la imagen de la justicia española pudiese terminar dañada. Automáticamente salté: "¡¿Pudiese terminar dañada?!". Creo que a estas alturas, tales miedos resultan descabellados: ladrones de chaqué defendidos, conjeturas conspiranoicas, tiranos ensalzados y amnistiados, justos ajustados e injustos desajustados. Ya está dañada.
La justicia española ha demostrado, a clamores, que no es ciega. Para nada. Es tuerta de un ojo, y todos sabemos de cual. Al leer el último titular, y aún en mi mente tal clamor, concluí en que estaba ante la crónica de una muerte muy anunciada.

2 comentarios:

areala dijo...

Brilliant!!como siempre^^

Estas muy filosofico ultimamente no???

Acerca del tema de la justicia, ahi he dejado miultimo post acerca de ello, pero bueno...solo nos queda la esperanza??

eso espero

xxxxxxxxxxxxxx

miss you :(

LA SOMBRA dijo...

Hmm... Témome mucho que la justicia española jamás nació, y lo único que podemos hacer es lamentarnos y llorar lo que podía haber sido si algunos hubieran jugado bien sus cartas y otros hubieran tenido algo de conciencia y dignidad... O bien podemos tratar de remediar algo..
Porque esto es lamentable... :S Suene o no fascista (que conste que no lo soy),cuando veo las noticias y salen los diputados en el Congreso, peleándose puerilmente y lanzándose la pelota de turno, pienso que yo mandaría detenerlos a todos por atentar contra la Democracia y contra la voluntad nacional y contra la confianza en ellos depositada (perdida hace ya mucho) y contra todo lo decente.

Caballeros, señoritas, ¡anarquía! x)
Buenas tardes;)

Publicar un comentario