sábado, 29 de enero de 2011

Absolutamente extraordinario

[…] Pero, en estos últimos minutos, sólo quiero darles una perspectiva diferente de lo que pienso que la física de partículas realmente significa para mí. Física de partículas y cosmología. Y es que creo que nos ha dado una maravillosa narrativa, casi una historia de la creación, si lo prefieren, sobre el universo, que proviene de la ciencia moderna de las últimas décadas. Y diría que merece ser al menos puesta al lado de esas maravillosas historias de la creación de las personas desde los Andes hasta el Norte helado. Esta es una historia de la creación igualmente maravillosa. La historia dice así:
        Sabemos que el universo comenzó hace 13,7 mil millones de años, en un estado inmensamente caliente, denso y mucho más pequeño que un único átomo. Empezó a expandirse a alrededor de una millón trillón trillonésima parte de segundo después del Big Bang. La gravedad se separó de las otras fuerzas. Entonces el universo sufrió una expansión exponencial llamada inflación.
Alrededor de la primera mil millonésima de segundo, el denominado campo de Higgs entró en acción, y los quarks, los gluones y los electrones que nos componen obtuvieron masa. El universo continuó expandiéndose y enfriándose.
Después de unos pocos segundos, había hidrógeno y helio en el universo. Eso era todo. Era aproximadamente el 75 por ciento hidrógeno y el 25 por ciento helio, y sigue siéndolo hoy. Continuó expandiéndose unos 300 millones de años. Entonces la luz comenzó a viajar por el universo, el cual era lo suficientemente grande para ser transparente a esta. Y eso es lo que vemos en la radiación cósmica, que George F. Smoot describió como mirar al "rostro de Dios".
Después de eso, se formaron las primeras estrellas, y ese hidrógeno y ese helio empezaron a 'cocinarse' en elementos más pesados. Así que los elementos de la vida, carbono, oxígeno, hierro, todos los elementos que necesitamos para formarnos, fueron fabricados en esas iniciales generaciones de estrellas. Las cuales, al acabárseles el combustible, explotaron, arrojando esos elementos a través del universo. Entonces recolapsaron en otra generación de estrellas y planetas. Y en algunos de esos planetas, el oxígeno que había sido creado en la primera generación de estrellas pudo fusionarse con hidrógeno para formar agua, agua en estado líquido sobre su superficie. En al menos uno, quizá en solamente uno de esos planetas, la vida primitiva evolucionó. Y lo hizo durante millones de años, transformándose en cosas que caminaba erguidos y dejaban sus huellas. Hace 3,5 millones de años lo hacían en las planicies de barro de Tanzania y, eventualmente, lo hizo también fuera de su planeta. Y construyó esta civilización, que convierte a la oscuridad en luz, dejando una maravillosa imagen que puede ser vista desde el espacio.
        Como uno de mis grandes héroes, Carl Sagan, dijo: "esas son las cosas…"… Y de hecho, no sólo esas, sino, mirando a nuestro alrededor, estas cosas, como los cohetes Saturno V y Sputnik, el ADN, la literatura, la ciencia… "Estas son las cosas que los átomos de hidrógeno hacen cuando les das 13,7 mil millones de años". Absolutamente extraordinario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario