miércoles, 10 de agosto de 2011

Gracias a...

"Todos los átomos de tu cuerpo provienen de una estrella que explotó. Y, átomos que hay en tu mano izquierda probablemente vengan de una estrella distinta que los que hay en tu mano derecha. 
Realmente es lo más poético que sé sobre física: eres polvo de estrellas. No podrías estar aquí si las estrellas no hubieran estallado, porque los elementos - carbono, nitrógeno, oxígeno, hierro y todos los que importan para la evolución y la vida - no fueron creados al comienzo de los tiempos. Fueron creados en fusiones nucleares en las estrellas, y la única razón por la que están en tu cuerpo es porque aquellas estrellas fueron lo suficientemente amables como para explotar.

Así que olvídate de Jesucristo, las estrellas fueron quienes murieron para que tú pudieras estar aquí hoy."

- Lawrence M. Krauss

No hay comentarios:

Publicar un comentario